¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Fuente: BBC News // 3 de abril del 2022

La BBC ha hablado con personas que trabajan en el hospital, ubicado en el área oriental de Pudong, quienes han descrito una situación terrible e intentos desesperados por ayudar a decenas de pacientes mayores. Algunos han muerto.

Una enfermera dijo a la BBC que hace tres semanas se descubrieron los primeros casos positivos en el hospital, uno de los más grandes de su tipo en Shanghái.

Desde entonces ha sido acordonado y los equipos de especialistas del centro municipal para el control de enfermedades han tratado de contener la propagación.

Fallecidos por el virus

Una empleada que fue reclutada para trabajar en el hospital la semana pasada dijo que había visto morir a un paciente y que había oído hablar de un colega que había tratado con otro paciente fallecido.

Pero los trabajadores dicen que es difícil saber si las víctimas murieron por covid-19, ya que ha habido muchas infecciones.

Las autoridades de la ciudad no han declarado nuevas muertes por coronavirus recientemente.

La enfermera dijo a la BBC que estaba trabajando en el hospital antes de ser trasladada a un centro de cuarentena. Desde entonces, un colega le comentó que la situación «empeoraba cada vez más» con nuevos casos «todos los días».

Personal sanitario en Shanghái

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY IMAGES

Pie de foto,Las autoridades de Shanghái han desplegado personal sanitario para disminuir el contagio

Afirmó que tanto el personal médico como los expertos enviados por el gobierno de Shanghái también estaban infectados y que cientos de personas allí se habían contagiado.

«Al principio, seguimos trabajando como de costumbre, pero luego comenzaron a bloquear cada departamento y el gerente nos dijo que la situación real era mucho peor», aseguró.

La enfermera indicó que algunos pacientes se negaban a usar mascarillas.

Una cuidadora que ha estado trabajando en el hospital esta semana dijo a la BBC que «las condiciones sanitarias eran bastante malas» cuando llegó.

Los videos tomados dentro de las instalaciones y enviados a la BBC parecen mostrar contenedores desbordados y bolsas llenas de basura esparcidas en los pasillos del hospital.

Contenedores desbordados y bolsas llenas de basura esparcidas en el Hospital de Atención a los Ancianos en Donghai
Pie de foto,Imágenes obtenidas por la BBC muestran contenedores desbordados y bolsas llenas de basura esparcidas por el hospital

Mientras tanto, en las redes sociales, ha habido múltiples quejas de personas que no han podido contactar a sus seres queridos en las instalaciones.

Un hombre dijo a la BBC que su abuela estaba en el hospital y era muy difícil obtener información sobre su estado. Un trabajador de cuidados con el que habló inicialmente no pudo ayudar más después de que dieron positivo y fueron puestos en cuarentena.

Dice que no ha podido hablar con su abuela por teléfono desde que comenzó el cierre el lunes. El personal que atendió cuando llamó no pudo dar ningún detalle sobre lo que le estaban dando de comer o sobre los medicamentos administrados, señaló.

La BBC ha intentado ponerse en contacto con el Hospital Donghai, la Comisión de Salud del Nuevo Distrito de Pudong y la Comisión Municipal de Shanghái para obtener comentarios, pero ninguno respondió a nuestras llamadas.

Una funeraria cercana, contactada por la BBC, no pudo decir si había recibido o no pacientes muertos del hospital. También se contactó a la oficina de Relaciones Exteriores de Shanghái para obtener un comentario, pero nadie respondió.

En reiteradas declaraciones públicas, las autoridades han confirmado casos citando la dirección del hospital, aunque no lo nombraron específicamente. La dirección ha sido mencionada nueve veces en informes oficiales de casos en las últimas dos semanas.

Sistema de lucha

Hay evidencia en otros lugares de que el sistema de atención médica de Shanghái está luchando para lidiar con algunas de las crecientes demandas que afronta.

Contenedores de basura desbordados en el hospital de Donghai
Pie de foto,El hospital tiene dificultades para deshacerse de los residuos médicos.

El jueves, los funcionarios de salud ofrecieron una disculpa formal a la familia de un hombre de 62 años que murió después de que se le negara más tratamiento de emergencia por un ataque de asma. Un médico de ambulancia que se negó a transportar al paciente u ofrecer el uso de un desfibrilador externo automatizado ha sido suspendido.

Shanghái es la ciudad más grande de China, con una población de casi 25 millones de habitantes. Está a la mitad de un cierre de nueve días para tratar de detener la propagación del virus.

Las autoridades habían planeado cerrar la mitad oriental de la ciudad y evaluar a todos los que vivían allí, y luego imponer el mismo cierre en el lado oeste.

A pesar de los planes para abrir Pudong el viernes, aún existen medidas estrictas y resultados de pruebas retrasados, lo que significa que muchas áreas y millones de personas permanecen bloqueadas.

Panorámica de Shanghái

FUENTE DE LA IMAGEN,VCG

Pie de foto,Shangái es una ciudad de 25 millones de habitantes

Una semana antes de que se impusiera el cierre, otros funcionarios habían afirmado que Shanghái era demasiado grande e importante para la economía de China como para cerrarse, como lo habían hecho otras ciudades como Wuhan, Xi’an y Shenzhen.

Pero ahora un alto funcionario del Partido Comunista, Ma Chunlei, admitió que Shanghái no estaba preparada para el brote. «Nuestra conciencia era insuficiente… nuestra preparación no es suficiente».

En una rara admisión pública de fallas, agregó: «Aceptamos sinceramente sus críticas y estamos trabajando duro para mejorar».

Fuente:
https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-60970846

Acerca del Autor | Amanda Padron

Website: | E-mail:

¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar:

¿Te gustó el artículo?

Deja un comentario o reacciona a la publicación.