¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Fuente: El Mundo // 29 de abril del 2022

El Gobierno ha rebajado la previsión de crecimiento oficial hasta el 4,3%, muy por debajo del 7% que apuntaba hasta ahora y reconoce así el fuerte deterioro de las previsiones económicas.

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que ha presentado el nuevo cuadro macroeconómico que el Ejecutivo debe remitir a Bruselas antes de que acabe el mes, ha querido destacar que las peores perspectivas responden principalmente a la crisis desatada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Sin embargo, Calviño también ha reconocido que la recuperación de los niveles de PIB previos a la pandemia no se recuperarán hasta el primer semestre del año que viene cuando la media de la UE logró ese hito ya al cierre de 2021. Esto es, que la economía española acumulará un retraso de hasta un año y medio. Incluso así, la responsable económica ha destacado que «España mantendrá un fuerte ritmo de crecimiento económico, por encima de la media europea y de las economías más avanzadas del mundo».

La responsable económica también ha achacado a esta situación la elevada inflación, circunstancia que ya está impactado de manera directa sobre la economía. Tanto, que también este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado que el Producto Interior Bruto (PIB) apenas creció un 0,3% en el primer trimestre del año.

La vicepresidenta económica ha destacado asimismo que los nuevos datos oficiales son cautos, y que se encuentran por debajo de las previsiones del Banco de España y en línea con las que apunta la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Este organismo es el que debe avalar el cuadro macroeconómico. En ese documento también se recogen las previsiones para el periodo 2022-2025, y se concreta que el repunte del PIB en 2023 será del 3,5%, del 2,4% en 2024 y del 1,8% al cierre de ejercicio. Y en cuanto a la inflación. Economía estima que el deflactor del PIB, referencia que es una aproximación al IPC, será de algo más de un 6%.

LOS INGRESOS Y LA INFLACIÓN

En la presentación del cuadro también ha estado presente la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha detallado que la nueva senda de estabilidad indica un déficit del 3,9% en 2023, 3,3% en 2024 y 2,9% en 2025. De esta manera, Montero ha subrayado que que España saldrá del procedimiento del déficit excesivo en 2025, momento en el que tendrá una desviación presupuestaria inferior al 3%.

Para este año, Hacienda mantiene una cifra de déficit del 5% del PIB y el ministerio destaca que estos datos son posible gracias a la buena evolución de la recaudación. Montero ha tratado de desligar la indudable buena evolución de los ingresos de la inflación, tal y como apunta el PP, y no ha dudo en tildar de «falso» ese argumento. Los máximos históricos que encadena la Agencia Tributaria se debe al «crecimiento de la economía y a la creación de empleo», según ha defendido.

Según sus estimaciones, el 80% del incremento de la recaudación que ese está experimentando en el inicio del año se debe al comportamiento económico y sólo un 20% a la inflación. Montero ha subrayado que ya en 2021, cuando el IPC medio fue mucho más contenido, ya se registró un aumento de ingresos de casi 9.000 millones. Y ha añadido que el incremento de recaudación ya se está empleando en medidas como el decreto anticrisis aprobado este jueves en el Congreso.

Fuente:
https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2022/04/29/626ba03ffdddffc6658b45dc.html

Acerca del Autor | Amanda Padron

Website: | E-mail:

¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar:

¿Te gustó el artículo?

Deja un comentario o reacciona a la publicación.