¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Fuente: El Mundo España // 05 de mayo del 2022

La directora del CNIPaz Esteban, ha acreditado ante los portavoces de los grupos parlamentarios las autorizaciones judiciales que amparan la legalidad de la vigilancia por presuntas actividades ilícitas a «18» personas del entorno del independentismo entre las que se encuentra el ahora presidente de la GeneralitatPere Aragonès, y se ha desentendido de un espionaje más masivo, según reflejaba la lista de 65 personas publicada por Citizen Lab. La jefa de los servicios de inteligencia no ha proporcionado, sin embargo, ningún dato en relación con el espionaje a los teléfonos del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa.

La documentación, dispuesta en diez carpetas iguales con el nombre de cada uno de los diputados presentes en la Comisión, ha sido vista y consultada por los representantes políticos durante algo más de un cuarto de hora, pero no han podido ni llevársela ni hacer fotografías puesto que debieron dejar sus teléfonos móviles fuera de la sala. Allí la directora del centro de inteligencia ha dado explicaciones en una sesión a puerta cerrada que ha durado casi cuatro horas y de la que el contenido es secreto.

Pese a las órdenes judiciales, que estaban motivadas, el independentismo considera muy insuficientes e insatisfactorias las explicaciones de Esteban y exige abrir una comisión de investigación en el Congreso, entre otros motivos, porque sostiene que el espionaje ha sido «masivo y generalizado» y porque, al dar total credibilidad a la lista de Citizen Lab, señala que habría 40 pinchazos ilegales.

Por contra, PSOEPPVox y Ciudadanos han salido muy satisfechos ya que habría quedado demostrado que el CNI «se ha movido en el ámbito estricto de la legalidad». Para el socialista Héctor Gómez, la explicación de Esteban ha ayudado «muy mucho» a «esclarecer» lo que realmente ha sucedido frente a la «desinformación existente en relación a las escuchas». La palabra «desinformación» la ha utilizado hasta en tres ocasiones durante su comparecencia ante la prensa.

Su análisis ha sido rebatido por el separatismo. Uno de los más beligerantes, el portavoz de ERCGabriel Rufián, ha insistido en que las incógnitas siguen sobre la mesa desde el mismo momento en que Esteban ha evitado incluso confirmar si los espionajes se han llevado a cabo con el programa Pegasus u otros software. Tanto para él como para la representante de BilduMertxe Aizpurua, la necesidad de crear una comisión de investigación parlamentaria sobre este asunto sigue siendo un requisito imprescindible. Por su parte, el representante del PNVAitor Esteban, se ha limitado a declarar que «aún queda mucha tela por cortar».

Según ha trascendido por los comentarios de los diferentes portavoces, la comparecencia de la directora del CNI ha versado principalmente sobre la vigilancia a los independentistas y no se ha proporcionado ningún detalle en el caso de espionaje a los móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Respecto a estos dos casos que afectan al Gobierno como a los otros independentistas presuntamente espiados sin orden judicial, Rufián ha insinuado dos hipotéticos escenarios que habría puesto sobre la mesa Paz Esteban: que tras el espionaje estuviera una nación extranjera u otros organismos descontrolados del Estado. Estas afirmaciones del portavoz de ERC no han sido refrendadas por el resto de participantes en la sesión. Posteriormente, el diputado republicano ha matizado en un tuit que dicha insinuación era sólo fruto de su interpretación personal.

«Si es lo primero, es malo», ha dicho el portavoz de ERC. Y si es lo segundo, «también es malo porque si ha habido competición del Estado para espiar a políticos o periodistas solo por sus ideas es peligroso». «Si hablamos de eso», ha continuado, «hablamos de cloacas».

Por su parte el PSOE ha subrayado que el Ejecutivo «trabaja con rigor, transparencia y seguridad». Así, su valoración de la comparecencia reservada de la directora del CNI ha sido «muy positiva». En consecuencia, el portavoz socialista ha expresado el respaldo absoluto al Gobierno, a la ministra de Defensa y a la directora de los servicios de inteligencia.

El PP, a través de su portavoz, Cuca Gamarra, decidido a proteger a los servicios de inteligencia, ha considerado que con la información proporcionada por Esteban se demuestra que el CNI «ha actuado en todo momento de acuerdo con la legalidad vigente y la directiva de inteligencia», firmada por el presidente del Gobierno, y que las escuchas a las personas relacionadas con el independentismo «se han realizado con las autorizaciones judiciales oportunas».

Ello no significa, sin embargo, que todas las personas -65 en total- incluidas en la lista elaborada por Citizen Lab y publicada por la revista The New Yorker, hayan sido efectivamente objeto de espionaje.

Gamarra ha añadido también que, en relación con el espionaje a los móviles del presidente del Gobierno y la ministra de Defensa, Esteban no ha proporcionado ninguna explicación. Es por ello que el PP insiste que en este ámbito debe ser el Ejecutivo y el propio Sánchez quien explique todo lo que tiene que ver con los dispositivos móviles de miembros del Gobierno y qué es lo que ha fallado en los protocolos de seguridad. «Sánchez tiene que dar explicaciones y no puede esconderse detrás del CNI», ha señalado. «Es necesario que el Gobierno explique la seguridad de sus comunicaciones y por qué ha hecho público el fallo en la misma».

La directora del CNI, Paz Esteban.
La directora del CNI, Paz Esteban.ALBERTO DI LOLLIMUNDO

Rufián llegó a la comisión expresando sus dudas y dijo salir de ella «tan intranquilo» como entró porque no se habían aportado las explicaciones que requerían. Causa por la que considera que es «insostenible» la situación de la ministra de Defensa de la directora del CNI. «No tiene sentido esto, hace falta una comisión de investigación», ha recalcado.

El portavoz de ERC ha lamentado tanto que la comisión sea a puerta cerrada como el contenido dado. «Es una comisión de secretos donde no ha habido secretos oficiales ni extraoficiales», ha dicho.

Para EH Bildu «persisten muchas incógnitas» y «cosas por aclarar» que exigen y hacen «necesaria» la creación de una comisión de investigación en el Congreso. A juicio de Aizpurua, las explicaciones han resultado «insuficientes» y han aportado «pocas sorpresas». «Todas» las que «decía» la ministra de Defensa que iba a haber, ha recalcado, «brillan por su ausencia».

Junts, representada en la comisión por Miriam Nogueras, ha remachado que tras escuchar a la directora del CNI es más necesario que nunca constituir una comisión de investigación parlamentaria que ahonde en el «escándalo» del espionaje al independentismo. «Salimos enfadados», ha asegurado. «Es necesario desclasificar la información que hoy se nos ha dado para que la conozcan los ciudadanos», ha afirmado.

PODEMOS INSISTE CON ROBLES

Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos, ha asegurado «salir más preocupado» tras la reunión con la directora del CNI y ha insistido en que «se refuerza la necesidad de que se asuman responsabilidades políticas». Una vez más, Echenique ha preferido no señalar con nombre y apellido a la persona o personas que deberían dimitir.

El diputado, en nombre de su grupo parlamentario, socio minoritario del Ejecutivo, ha solicitado al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, desclasificar la documentación que se ha trasladado a los diputados en la comisión de Secretos para que la conozca la prensa y la ciudadanía.

El portavoz de UP también insiste en que la comisión de investigación parlamentaria debería ser aprobada y repite «no entender» la posición del PSOE oponiéndose a ello. Echenique asegura que el motivo principal de su intranquilidad se debe a que Paz Esteban «ha informado de lo que el CNI conoce, pero no, lógicamente, de lo que no conoce» y es precisamente en ese vacío en el que se albergan las dudas más importantes de la formación morada. En ese agujero entraría la posibilidad de que existan «células no controladas» del Estado.

En Vox consideran «suficientes» las explicaciones de Esteban, una persona que, se ha recalcado, «ha transmitido la imagen de competente, profesional y alejada de los vaivenes políticos». Para Iván Espinosa de los Monteros ha quedado claro que «el CNI actúa conforme a la ley y no tiene células que vayan por libre».

Por todo esto, el portavoz de Vox se ha preguntado cómo es posible que desde dentro del Gobierno se esté cuestionando a la responsable de los servicios de inteligencia. «Sólo espero que una persona que lleva 40 años al servicio de la seguridad del Estado no sea la cabeza de turco de un entramado de intereses que tiene que ver con la inestabilidad del Gobierno que se ha aliado precisamente con los enemigos del Estado».

Ciudadanos ha apostado por defender al CNI y a su directora. Edmundo Bal ha insistido en que no se puede acusar sin pruebas y se ha reafirmado en la «legalidad» de las actuaciones de los servicios de inteligencia. Bal ha pedido a Esteban que se «mantenga firme» en su puesto y ha asegurado que el CNI ha actuado «rotundamente dentro de la legalidad».

Bal ha reprochado al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que haya puesto en duda la labor del CNI y le ha urgido a «pedir perdón». El diputado naranja ha asegurado que en la comisión «sí se han revelado secretos» y ha lamentado que haya portavoces dispuestos a revelarlos.

Fuente:
https://www.elmundo.es/espana/2022/05/05/6273af54fdddff04578b458c.html

Acerca del Autor | Amanda Padron

Website: | E-mail:

¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar:

¿Te gustó el artículo?

Deja un comentario o reacciona a la publicación.