¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Fuente: El Mundo // 26 de mayo del 2022

El crimen de las vecinas de Terrassa, Arooj Abbas y Aneesa Abbas, las hermanas de nacionalidad pakistaní en su país por querer separarse de los maridos con las que las habían casado a la fuerza, podría suponer también un castigo a la familia, pese a que entre los autores materiales de su muerte está un hermano de las víctimas.

La madre de las fallecidas, Azra Bibi, llevaba tiempo en su país ya que acudió para atender a uno de sus hijos, menor de edad, que vivía con otros dos. Sin embargo, según publica el diario Dawn, nada más llegar a su aldea, Nothia, su familia la encierra en una habitación, la incomunican sin poder hablar con sus hijas y la amenazan. Todo apunta a que Arooj y Aneesa fueron engañadas para acudir a este país cuando les dijeron que su madre estaba a punto de morir.

Una vez allí, y viendo que se trataba de una trampa, la familia presionó para que las hermanas se llevaran a sus maridos, con los que las habían casado por la fuerza tiempo atrás, a España. Ellas se negaron y pidieron el divorcio, por lo que fueron maltratadas por su familia, entre ellos sus hermanos, para que cambiasen de opinión. Incluso les afearon que tuvieran relaciones con otros hombres en España y que vistieran de forma occidental.

Finalmente las mujeres fueron asfixiadas con un pañuelo al cuello y les pegaron un tiro. La muerte se produjo horas después de su llegada a Pakistán. Parece que este crimen lo cometieron en presencia de la madre, supuestamente para darle un escarmiento por la negativa de sus hijas a seguir con el matrimonio forzado. Por eso, tras el entierro de las hijas, un pariente se llevó a la madre para protegerla ya que se temía por su vida y ahora está bajo custodia policial. Además, contactó con la embajada española en el país asiático con la intención de poder salir hacia Europa cuanto antes. Tiene un hijo menor en este país y otro en España.

Hay seis detenidos en Pakistán, entre ellos dos hermanos de las víctimas, además de tíos y primos, por este crimen y se buscan a otras tres personas por su presunta implicación. Mientras, en España, la Fiscalía de Terrassa investiga si alguien del entorno de las víctimas en su localidad de residencia pudo inducirlas a la trampa. Los Mossos d’Esquadra han tomado declaración al padre de Arooj Abbas y Aneesa Abbas que explicó que hacia tiempo que no tenía contacto con ellas, ya que se habían ido de casa, así como a un hermano y a un tío.

La policía interrogó a otras personas vinculadas a la familia como al propietario de la tienda donde trabaja el padre, quien confirmó la versión de que hacía tiempo que no tenía ningún contacto con sus hijas. Además, explicó que desconocía que estuvieran en Pakistán por lo que considera que no tiene «ninguna responsabilidad» en lo que ha sucedido, porque lo conoce desde hace años y confía en su palabra. También se mostró sorprendido por el hecho de que uno de los hermanos mayores, que vivía en Terrassa, sea uno de los autores materiales del asesinato, porque «quería mucho a sus hermanas». El padre podría volver a declarar en comisaría. En Pakistán, la prisión preventiva de los sospechosos acaba el próximo fin de semana.

La muerte de las dos hermanas residentes en Terrassa ha causado una profunda conmoción, no sólo en este municipio, en el que se han realizado diversas muestras de homenaje y de repulsa por el crimen, sino también en la sociedad catalana. El Parlament condenó este asesinato, así como otro crimen machista cometido en marzo en La Granada del Penedès (Barcelona), remarcando que «la violencia contra las mujeres es el rostro más brutal del machismo y del patriarcado».

Pero el el crimen también ha sacudido la numerosa comunidad paquistaní de Terrassa, Ayer, un representante, Kamram Khan, consideró que se trata de un «acto brutal» y remarcó que «un asesinato es siempre un asesinato, y no puede ser por honor, son dos palabras que no cuadran. El honor dice que hay que proteger a los seres queridos, no matarlos».

Fuente:
https://www.elmundo.es/cataluna/2022/05/25/628e6e59fdddff77878b456e.html

Acerca del Autor | Amanda Padron

Website: | E-mail:

¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar:

¿Te gustó el artículo?

Deja un comentario o reacciona a la publicación.