¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Fuente: El Mundo // 10 de julio del 2022

El Juzgado de Guardia de Barcelona ha acordado la autopsia del cuerpo del ex presidente de Angola Eduardo dos Santos que falleció ayer en Barcelona tras estar varias semanas en coma inducido al sufrir una parada cardiorrespiratoria. La hija del ex mandatario angoleño, Tchizé dos Santos, denunció que la muerte de su padre podría ser un homicidio, tal y como los Mossos d’Esquadra investigaban desde hacía varios días.

Además, la familia denuncia la presión del Gobierno de Angola para llevarse el cuerpo y enterrarlo en su país. Aseguran que varios de ellos se han desplazado a Barcelona junto con el Fiscal General para acelerar los trámites, repatriar el cadáver y celebrar un funeral de Estado. La hija de dos Santos, representada por los despachos Carmen Varela Abogados de Familia y Molins Defensa Penal, indicó que el deseo de su padre era ser enterrado en Barcelona, ya que residía en la ciudad desde 2019 tratándose de una enfermedad.

Los abogados de la familia señalan que dos Santos estaba ingresado desde el pasado 24 de junio en la clínica Teknon de Barcelona tras sufrir «un paro respiratorio» que lo dejó en coma inducido, completamente sedado y conectado a aparatos médicos. Para la familia «existen una serie de indicios que la muerte de dos Santos se produjo en condiciones sospechosas» y por eso su hija interpuso una denuncia ante los Mossos que se tramita en el Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona.

Ante estos indicios, el juzgado ordenó la autopsia del ex mandatario y por eso su cuerpo no puede ser trasladado a Angola hasta que se conozca el resultado. La familia considera que existe un complot para acabar con la vida de Dos Santos y apuntan a una presunta vinculación con el gobierno angoleño.

SOSPECHAS DE SU ENTORNO

Los escritos presentados al juzgado recuerdan que Dos Santos fue elegido presidente en Angola, además de jefe de las Fuerzas Armadas del Pueblo para la Liberación de Angola (FAPLA) en 1979 y que tras 38 años abandonó el poder voluntariamente en 2017, dejando la presidencia del país en su «entonces, amigo de confianza Joao Lourenço». Sin embargo, la familia denuncia que el actual presidente «declaró la ‘guerra’ al círculo de dos Santos» y abrió multitud de procedimientos penales por corrupción contra los hijos del ex mandatario.

«Desde entonces, la familia viene sufriendo una fuerte persecución política liderada ideológicamente por el nuevo gobierno de Angola y el presidente Lourenço» y por eso dos Santos «optó por exiliarse voluntariamente en España en 2019, concretamente en la ciudad de Barcelona», indican los letrados. Además, señalan que en las elecciones nacionales previstas para el 24 de agosto, Lourenço «pretende aparentar y simular un acercamiento y unidad con quien era el ex presidente de Angola. En concreto quiere trasladar el cuerpo a Angola y darle un funeral con todos los honores, dando así la imagen de unidad deseada por el partido que actualmente gobierna el país».

La familia reitera que «a causa de la persecución política de la que era víctima junto con toda su familia» dos Santos «expresó su voluntad de ser enterrado en la intimidad en España y, en todo caso, su negativa a ser enterrado en Angola con un funeral de Estado que pudiese favorecer al gobierno actual». Tanto la denunciante como algunos de sus hermanos no pueden regresar a Angola ya que las autoridades angoleñas les han negado el derecho a renovar sus pasaportes.

Ante las sospechas de que alguien quería acabar con su padre, Tchizé denunció a la segunda esposa de su padre Ana Paula C., con quien se casó en 1991 en Angola y se separó al dejar la presidencia en 2017, aunque la familia considera que no es válido en España. De ese matrimonio nacieron tres hijos y dos Santos tiene otros cinco de varias relaciones sentimentales previas.

«Con anterioridad al 2017, hacía ya años que dos Santos y Ana Paula no tenían una relación de pareja, abandonando ésta última el palacio presidencial antes de que dos Santos dejara la presidencia. No obstante, por cuestiones protocolarias, Ana Paula seguía apareciendo al lado de dos Santos en los eventos públicos (por ejemplo, durante la toma de posesión de Lourenço). A partir de entonces, la ruptura de la pareja fue pública y Ana Paula tuvo otras parejas sentimentales», señala la familia.

Indican que el ex mandatario residía en Barcelona atendido por personal médico y de enfermería de manera permanente además de otras personas que se ocupaban de atender las tareas de limpieza y cocina. Sus hijos lo visitaban periódicamente pasando largas temporadas con él ya que tenían «miedo a que personas afines al régimen de Angola pudieran perjudicarlo».

La hija de dos Santos denuncia que su ex mujer no lo visitó en Barcelona desde la separación ni acudió cuando fue operado de urgencia en Dubai. Además dice que su padre le prohibió la entrada a su residencia en Angola durante las navidades de 2021.

ACUSAN A SU DOCTOR Y SU EX MUJER

Además de ir contra la ex mujer, la denuncia también acusa a un médico angoleño, el doctor Alfonso quien residía cerca de la vivienda de Dos Santos financiada por el gobierno angoleño. El ex mandatario también era atendido por cardiólogos de la clínica Teknon. «El denunciado doctor Alfonso era aparentemente el médico de confianza de dos Santos. No obstante, se ha podido conocer que el mismo es un alto cargo del ejército angoleño, y que está pagado por el actual gobierno de Angola tal como el propio ministro angoleño ha afirmado ante los medios de comunicación internacionales a la entrada del hospital Teknon», según la familia.

«Tras más de dos años residiendo en Barcelona, el día 14 de septiembre de 2021, dos Santos regresó a su país de origen, Angola. Durante su estancia en Angola, la salud del dos Santos, por motivos inexplicables y de forma totalmente inédita y sorprendente, empeoró considerablemente, convirtiéndose en un anciano totalmente incapacitado e imposibilitado para valerse por sí mismo, requiriendo de silla de ruedas para desplazarse y precisando de ayuda de forma permanente. En consecuencia, dos Santos tuvo que regresar a Barcelona en el mes de marzo de 2022 para seguir con un estricto tratamiento médico y poder tener los cuidados necesarios, llevándose consigo a su médico ‘de confianza’ angoleño, el denunciado doctor Alfonso», destacan los denunciantes.

También señalan que «la información médica concreta se ha limitado deliberadamente por los denunciados a los hijos de dos Santos» y que el ex mandatario, de 79 años, llegó a pesar 45 kilos y tras un chequeo general «no se pudo concretar la causa de tan alarmante deterioro de salud» descartando un proceso oncológico.

A su regreso en Barcelona, dos Santos empezó a mejorar con tratamiento. En abril de 2022, Ana Paula, tras cinco años, visitó a dos Santos y se instaló en su casa de la ciudad catalana. La hija denuncia que su presencia «fue impuesta de manera coactiva» y que desde su llegada la salud de su padre «empeoró gravemente, de modo que cada vez tenía más afectadas sus capacidades físicas, pero también cognitivas y volitivas, hasta terminar en cuidados intensivos del hospital Teknon».

La familia denuncia que la vinculación de Ana Paula con Lourenço es «incontrovertida» ya que en círculos políticos angoleños su presencia «se interpreta sobre todo como una forma de limitar los posibles daños políticos y mediáticos al actual presidente derivados de la muerte de dos Santos en periodo electoral. Popularmente se vincula el deterioro de la salud de dos Santos a una campaña gubernamental».

En este sentido señalan que Lourenço «ha estado haciendo comunicados públicos relativos al estado de salud de dos Santos, pese a que no es ni parte de la familia ni está autorizado por la familia para dar este tipo de información. En ellos, Lourenço hacía alusión a Ana Paula como esposa de dos Santos pese a su larga separación. Sin duda, en un intento de legitimarla para lo que pudiera suceder tras su muerte». Por eso consideran que existen «un cúmulo de indicios que la muerte de dos Santos fue favorecida por Ana Paula, el doctor Alfonso y otras figuras cercanas al gobierno angoleño».

«En marzo de 2022 dos Santos regresó de Angola en un estado de salud límite. Resulta inexplicable que su médico personal que debía haberle acompañado no tutelara la situación, aparentemente el doctor Alfonso casualmente se encontraba con su familia en Portugal pese a que tenía obligación de asistir a dos Santos de manera diaria. El diagnóstico oficial del doctor Alfonso era de anorexia nerviosa, diagnóstico que los médicos de Barcelona han descartado», indican y añaden que desde la llegada de Ana Paula a finales de abril de 2022 se restringieron las visitas de los hijos de dos Santos y su acceso a datos médicos, así como el tratamiento de fisioterapia muscular y respiratoria que seguía dos Santos.

La familia denuncia que Ana Paula y el doctor Alfonso anularon visitas con «el equipo médico español de los días 4 y 12 de mayo, en el momento más delicado de salud de dos Santos y que desde entonces «las filtraciones a la prensa angoleña y portuguesa sobre el estado de salud de dos Santos han sido constantes por las filtraciones del doctor Alfonso tal y como han apuntado los responsables de las comunicaciones. Ello constituye un delito de revelación de secretos».

ÚLTIMOS DÍAS

En mayo, dos Santos presentaba un estado de salud muy debilitado, no podía ni comer por sí solo, por lo que la familia considera que no pudo firmar un comunicado autorizando al doctor a informar de su tratamiento, por lo que la familia cree que puede existir un delito de falsedad documental. Además, lamentan que el ex mandatario no recibía cuidados, sufría crisis de respiración, no era alimentado según los protocolos médicos y pese a su estado de extrema delgadez: «Llegó a pasar 16 horas sin comer».

La familia asegura que el 23 de junio de 2022 «dos Santos sufrió un paro respiratorio, supuestamente mientras estaba en el baño solo, mientras uno de sus cuidadores le esperaba fuera del baño. Ana Paula se encontraba en el domicilio. El paro respiratorio condujo a un paro cardíaco. El paro cardíaco ha derivado en la muerte cerebral de dos Santos. Este desenlace es un indicio de que la parada respiratoria fue mucho más prolongada de lo que se ha informado a los servicios médicos españoles». También señala que el personal de servicio tenía problemas para respirar desde hacía días y no fue trasladado al hospital.

Tras quedar en coma, la hija del ex mandatario fallecido asegura que la denunciada «ha mostrado su claro interés en postularse como legítima esposa de dos Santos a los efectos de tomar la decisión de desconectarle del soporte vital que le mantiene con vida, y trasladar su cuerpo a Angola, pese a no tener ningún derecho en España por estar separada de hecho desde hace cinco años y no estar inscrito el matrimonio en España». Sus abogados indican que esta situación va «en contra de la opinión de la hija denunciante y de sus hermanos».

Los letrados indican que el ministro angoleño Téte António se ha desplazado a Barcelona para conseguir que el cuerpo de dos Santos sea trasladado a Angola tras su fallecimiento. Tchizé presentó una denuncia esta semana ante los Mossos así como una demanda solicitando medidas de apoyo, tanto personales como económicas, respecto a su padre, que se tramita en el Juzgado de Primera Instancia 59 de Barcelona.

Fuente:
https://www.elmundo.es/cataluna/2022/07/09/62c98067fc6c83c0288b45e3.html

Acerca del Autor | Amanda Padron

Website: | E-mail:

¿Te gusta esto? ¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Te puede interesar:

¿Te gustó el artículo?

Deja un comentario o reacciona a la publicación.